MWZ

Icono

Blood Mountain – Mastodon

05BloodMountainFrontalPor JR_Machuca

Como ya manifesté hace no mucho tiempo por aquí la música está en peligro de quedarse estancada en un punto muerto por culpa del homenaje y las versiones a grupos viejos y enmohecidos. Y si hay una música que esté en más peligro que las demás de ser aplastada por las losas del inefable olvido ésa es la música metal. Los últimos grandes movimientos dentro de este amplio género han tendido por un lado hacia el mainstream (Metalcore Americano, la mal llamada New Wave of American Heavy Metal) y el otro hacia la música extrema con tintes oscuros, siendo su catalizadores principales los hoy día malogrados (en su credibilidad) Slipknot y Dimmu Borgir.

Y precisamente por eso traigo hoy conmigo un grupo que realmente marca la diferencia, una banda de Atlanta cuyo estilo es casi tan difícil de clasificar como el de los tristemente separados System of a Down. Esta banda son Mastodon. A día de hoy ya tienen 4 largos a sus espaldas, habiendo sido lanzado el último de ellos este mismo verano (Crack the Skye, por si os interesa), y todos ellos han contado con el apoyo de la crítica y de gran parte del público. Se suele decir que hacen “Metal Avant-Garde” o “Metal Progresivo” que es lo que suele decir de los grupos originales y de gran factura técnica, aunque sus estilos sean muy diferentes (Static-X, Dream Theater). Lo que los diferencia a ellos del resto de los “progresivos” es básicamente la potencia que imprimen a todos sus trabajos, una inmensa capacidad de mezclar la locura desenfrenada y brutal del grindcore con las melodías más complejas y psicodélicas que puedan ser imaginadas.

El disco a comentar es quizás su obra hasta el momento más equilibrada, razón por la cual lo he elegido para comentarlo. “Remission”, el primer LP era el más “metálico” y el segundo y el cuarto (“Leviathan” y “Crack the Skye” respectivamente) son más tendentes a la faceta experimental. En este álbum encontraron la estabilidad de las dos tendencias, y no hay un solo corte que no sea sorprendente. Varias veces el arriba firmante lo ha escuchado y ha pensado “¿cómo han hecho eso?” o “¿cómo ha sido ese cambio?”. La canción que mejor resume esto es sin duda “Bladecatcher” una oda al grindcore más difícil y enrevesado posible. Los trallazos del disco, (aunque en mi opinión son todas las tracks brutales) se materializan en “The Wolf is Loose” y “Colony of Birchmen”, las más comerciales, si realmente se puede llegar a considerar algo de estos tíos de esa manera. Pero ninguna, absolutamente ninguna pista es prescindible: “Crystal Skull“, “Capillarian Crest“, “Circle of Sysquatch” o las finales “Siberian Divide” o “Pendolous Skin“, todas ellas sin excepción son sorprendentes. Un disco y una banda imprescindibles para los amantes del buen metal.

Anuncios

Archivado en: Reseñas,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: