MWZ

Icono

Fangoria En Concierto

eldrsaleabailar

Resulta un poco desconcertante pensar en un concierto de Fangoria en un teatro “decente”, en butacas que seguro que esa misma semana acogerán tanto culos de la modernidad vestidos de jeans Calvin Klein como culos más rancios embutidos en trajes de chaqueta de corte Chanel. Parece un contrasentido “encerrar en jaulas” a un público formado por locas precisamente el día que su conjunto favorito toca en su ciudad. Pero aún con estos antecedentes se reunieron la plana mayor de fans de la pareja en Valladolid, se puede decir que todos éramos fans fatales al estar dispuestos a pagar por su espectáculo un auténtico dineral, y esto seguro que fue lo que contrarrestó en gran medida las presuntas ataduras que podían presumirse del recinto.

Un escenario plateado en el que se adivinaban los efluvios de la genial Factory de Warhol en el Nueva York de los 70 y 80 fue el vestido que eligieron esta vez Nacho y Olvido para representar el penúltimo de los conciertos de esta larguísima gira que les ha llevado por todos los rincones de la Península  e incluso de Iberoamérica.

Vestidos elegantemente de negro aparecieron nuestros héroes junto a Ikerne a la guitarra y el atractivísimo Rafa Spunky a la voz “principal”. Por cierto, Alaska lucía espléndida con una figura perfecta enfundada en látex y cuero, parece mentira lo bien que está envejeciendo la misma persona que nos acunó televisivamente de niños.

El set se repartió entre los mejores momentos de sus discos más irregulares, el reciente “Absolutamente” y “El extraño viaje”, temas que si bien no han levantado demasiadas pasiones entre los seguidores de toda la vida entre los que me encuentro, en directo ganan muchos enteros, efecto logrado por ese prestidigitador de los ritmos que es Nacho Canut, con la máxima “¡dadme un bombo y moveré el mundo!” arrancó las palmas del respetable desde el minuto uno.

Los arreglos “populistas” y “bakaladeros” para el directo son su especialidad, logrando incluso en determinados momentos de la actuación poner en pie a todo el auditorio. Había muchas ganas de bailar y de hacer bailar.

A todo ello había que sumar el espectáculo visual que ofrecieron “los gemelos bailarines”, que sustituyeron a las “Leopardo No Viaja” de anteriores giras y alegraron al personal con sus coreografías imposibles y bailes electrizantes.

Pese a que el 80% del concierto deambuló por estos discos ya comentados, hubo sitio para temazos de la trilogía “jean” (Retorciendo palabras, no se qué me das, viendo la vida pasar,…), que fueron los más aplaudidos y celebrados como no podía ser de otra manera. Espero que Nacho y Olvido tomen nota de lo que queremos que vuelva a ser el “sonido Fangoria” y no acaben de cavar su propia tumba para volver a morir de éxito como les sucedió con los Pegamoides o Dinarama en los 80.

En fin, que todos o casi todos lo pasamos fenomenal y acabamos rendidos a sus pies bailando entre las butacas. Pese “a todo”.

Archivado en: Conciertos,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: