MWZ

Icono

The Montgolfier Brothers

Por Eldrsaleabailar

Roger Quigley y Marc Tranmer se unieron en 1999 para formar uno de los dúos más delicados del panorama británico. Con tres discos hasta la fecha logran en cada uno de ellos emocionar a sus seguidores conjugando la belleza de las guitarras cristalinas con teclados envolventes, mínimas percusiones y una voz profunda, seria, que rasga cualquier coraza por dura que sea.

No se si podríamos clasificarles dentro del post-rock, pues se podrían acercar por ejemplo a los Tindersticks, pero yo me inclinaría más por emo-pop (participan de la elegancia de Neil Hannon) o incluso por música celestial, porque estoy seguro de que en el cielo hay un café donde la gente va a leer a Nabokov, a JD Salinger e incluso a Tolstoi en silencio y alterna los sorbos de su café con leche bien caliente con los acordes de los Montgolfier Brothers.

Lo suyo es la música melancólica, casi triste, la música de tonos ocres muy parecidos al dorado polvoriento de los lomos de los libros antiguos y participan en un exquisito gusto por la decadencia y la nostalgia. Un camino recto con tres paradas que pese a su linealidad no consiguen aburrir en ningún momento, todo sabe a poco porque no empalagan, combinan los cuatro sabores de manera magistral, salado, dulce, ácido y amargo.

Su primer trabajo publicado en 1999 por Vespertine fue reeditado por el sello Poptones en un precioso digipack de tonos amarillo calabaza, reuniendo 10 canciones que tienen en “Even If I Can´t Tell You”, “Seventeen Stars” (que da título al disco), “In Walks A Ghost” y “Between Two Points” sus mejores momentos.

Seguirían tres años después con “The World Is Flat”, en este caso con envoltura verde aunque por derroteros similares al anterior. Es más, ambos se inician con sendos instrumentales aderezados por samples de ruidos cotidianos en la ciudad.

La principal diferencia entre estos dos discos es la mayor presencia de temas instrumentales y con percusión y por otra parte el tono en general es más pop y menos melancólico que el anterior trabajo, (ya citábamos a Divine Comedy como referente). De este trabajo destacaría “The Understudy”, “The World Is Flat”, “Swings And Roundabouts” y “Think Once More”.

Finalmente en 2005 publicaron un EP de 4 canciones “Journey´s End” y el tercer disco titulado “All My Bad Thoughts”. Siguen en su lenta evolución incluso en este caso puede que pequen de repetir la misma canción en demasiadas ocasiones, aunque lo salvan con arreglos preciosistas y delicados como en “Bretch ´s Lost Waltz – Summer Is Over”.

En resumen nunca es tarde para la belleza.

Anuncios

Archivado en: Revisión,

One Response

  1. JP dice:

    son maravillosos y las letras son muy emotivas. estan ahi arriba con los mas grandes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: