MWZ

Icono

Sonorama 2010 – Viernes

Por eldrsaleabailar

Dentro del cartel de este año, el viernes era el día que a priori más me atraía, con solo tres grupos del total me bastaba para mover el culo y dirigir mis pasos a la Ribera del Duero, estos eran los murcianos Klaus & Kinski, los granaínos Planetas y los neoyorkinos The Pains of Being Pure at Heart.

La primera decepción antes de empezar: la (des)organización tuvo la feliz idea de programar a los Klaus por la mañana, ¡qué bien!, el 33% de mis ganas se habían esfumado de golpe y porrazo, menos mal que Alberto me comentó la presencia de los suecos The Sounds como obligatoria y se suavizó un poco la caída.

En todo caso los objetivos estaban claros y localizados en el tiempo y el espacio: el festival se iniciaba para nosotros a las 21.20 y el escenario en el que se iba a desarrollar era único, el Heineken (o principal).

Con una puntualidad británica se sucedieron los conciertos entre los dos escenarios, así que a las 21.20 los maravillosos The Pains ocupaban sus puestos, la icónica Peggy llegaba con su bolso y su sonrisa contagiosa, saludaba azorada a los piropos del personal y la máquina de hits se ponía en marcha.

El sonido regulero, por momentos los acoples llegaron a ser molestos, pero la elección del set perfecto. Ante un público ligeramente frío y no demasiado abundante fueron desfilando ‘Say No To Love’, ‘103′, ‘Come Saturday‘, … todas buenas, todas muy shoegaze, todas muy The Pains. La actitud del grupo excelente, Peggy no dejó de sonreír y los chicos lo dieron todo, lo que me resulta realmente sorprendente es que estando ante uno de los grupos más importantes y prometedores de la escena internacional, el público no diese más pruebas de emoción. Debo vivir en otra dimensión o en otro mundo. Particularmente se me hizo cortísimo y me dejó con ganas de organizar mi propio festival al estilo All Tomorrow Parties en el que seguro que participarían.

Tras los Pains un rato libre para tomar unas cervezas y confirmar que Standstill no me merecen la más mínima atención.

Los siguientes eran los suecos The Sounds, a priori solo había escuchado el “disco bueno” un par de veces y mi opinión es que es un grupo que tuvo su momento hype y que tiene unas  canciones graciosas pero están bastante limitados.

Lo que es cierto es que imagen no les falta, salieron al escenario a comérselo, ellos delgadísimos, guapísimos y con estilismos tan cuidados como sus flequillos nueva oleros, pero es que ella se comió solita al público por entero: un pibón rubio escultural con unas piernas kilométricas, ataviada con unos mini mini shorts escandalosos que coronaba con una cazadorita ajustada y unos modales de choni chunga, el respetable masculino bramó y un fuerte olor a testosterona lo inundó todo.

El concierto estuvo entretenidísimo, super populista y con todos los ingredientes para pasarlo realmente bien, empezaron con sus hits, coqueteando con la nueva ola, el europop, la voz histriónica de su cantante cercana a la mítica Wendy James o a las B´52s. El público saltó desde el principio hasta el final, era la misma canción una y otra vez, ¿pero qué más daba?.

Con las piernas un poco cargadas nos retiramos a tomar más cervecitas y cenar el típico kebab perrofláutico, tanto nos relajamos que  pasamos de haber visto los primeros conciertos en cuarta fila a casi no poder ni ver en condiciones a Jota y los suyos.

En directo: Los Planetas. Comenzaron con ‘La Llave De Oro‘, muy profesionales y con unas proyecciones muy acertadas de fondo. Nuestra ubicación en el campo no era la ideal ni mucho menos, estábamos demasiado lejos, demasiado mal, así que a la tercera canción (“Soy Un Pobre Granaíno”) tuvimos que echar morro y acercarnos a base de sibilinos movimientos al escenario, una vez resituados todo fue incluso a mejor. A mi parecer sonaron contundentes, distorsionando pero dentro de un orden, cada cosa sonaba en su lugar, a Jota ¡hasta se le podía entender!, pese a que en algún momento se excediese en suplir con morcillas sus lagunas memorísticas.

El repertorio se movió entre la ‘Ópera Egipcia’ y la ‘Leyenda‘, con concesiones para algún hit de todos sus discos anteriores, himnos generacionales como ‘Segundo Premio‘ o ‘Un Buen Día‘. Muy serios pero no distantes, o al menos a mi no me lo pareció. El tramo final estuvo acompañado a los coros por Guille Mostaza, emocionado seguro de poder participar en un espectáculo como el que nos regalaron Los Planetas.

Acabaron y a nadie (una vez más) se le ocurrió pensar en pedir un bis, todos estaban más pendientes de coger sus móviles y llamar o mandar sms, ¡de verdad no puedo con el público!.

Y finalmente tras una ¡cocacola sin gas!, ¿nos merecemos beber coca cola de botella de dos litros?, y de que se me echaran literalmente encima una pareja de teen in love vimos un ratito a los nuevos líderes del pop más o menos indi, los Love of Lesbian. Estaba petado, dejando bien claro que ahora mismo parten la pana allá donde van, pero qué queréis que os diga, a mí y a mi compañía nos aburrieron en menos de dos canciones, así que cogimos camino y manta y nos retiramos de manera muy digna.

Anuncios

Archivado en: Conciertos, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: