MWZ

Icono

Vampire Weekend En Concierto

Varias estrellas y astros se conjugaron y alinearon ayer en la capital del Reino (del pop). Nuestra elección y la de otras dos mil y pico personas, (cartel de “no hay entradas”), fue por el cuarteto del Upper East Side,  Vampire Weekend.

Desde el arranque con “Holiday” quedó perfectamente claro que tenían al público más que entregado, porque la propuesta de VW tiene los ingredientes necesarios para alegrar cualquier oído por poco avezado o triste que se encuentre. Aliando pop fresco con ritmos skatalíticos, africanos, tropicales, o en resumen exóticos, estos jóvenes “pijos” neoyorkinos  han conseguido una legión de fieles que se saben sus estribillos y están deseando divertirse coreando y gritando enfurecidamente como si se encontrasen  en medio de la selva.

Uno tras otro fueron sonando temas de los dos álbumes mientras la gente no paraba de botar, jalear y aplaudir, pero de aplaudir “con peso”, ya sabéis, ese aplauso que se nota cargado de respeto y admiración ante una cosa bien hecha. Pasaron “White Sky“, “Cape Cod Kwassa Kwassa” y “I Stand Corrected“, llegó el momento “Cousins” en el que la masa rugió más si cabe y que supuso un cambio, una especie de ruptura en el que tomé conciencia de que el concierto iba de “más” a “mucho más”.

El sonido estaba siendo muy bueno, cada cosa en su sitio, la actitud del grupo impecable, todos muy en su papel, especial atención al espigado batería que sin duda logra con sus exóticos ritmos y percusiones elevar el ánimo del grupo y del público como ocurrió con “A-Punk“.

Pero dos cosas me gustaron por encima de todo: las variaciones de algunas versiones de las canciones en directo con respecto a los discos (algo que a mi me parece fundamental y que da sentido y contenido al directo) y los bises.

Los bises tras la euforia de la primera hora y cuarto se iniciaron con la demandadísima “Horchata“, continuaron con la colaboración coregráfica de “Mansard Roof” y concluyeron en un grito infinito de felicidad con “Walcott“. Ovación cerrada y caras de satisfacción tanto en un lado como en el otro.

Una reflexión para terminar:  “El primero era mejor” (o más fácil) y no me refiero al título de Manos de Topo, se nota a la legua. Pero los singles del segundo son enormes, casi gigantes.

Archivado en: Conciertos,

One Response

  1. “Un diez para Vampire Weekend en Madrid” si queréis saber como fue el concierto de los neoyorquinos en Madrid, no dejéis de visitar http://www.itthings.net/?p=1557

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: