MWZ

Icono

Lou Reed: Lo Bueno y lo Aburrido Pt.1

Al igual que me ocurrió a mí, probablemente muchos habréis oído hablar de Lou Reed, mítico miembro de la Velvet Underground. Y a lo mejor incluso os sabeis los discos de la Velvet de memoria, pero al ver la vastísima discografía de Reed como solista, os dio una enorme pereza investigar hasta encontrar los discos realmente buenos. Ahora, para  ayudaros y ahorraros tiempo y esfuerzo, os señalaré en un par de entraditas las características básicas de su obra (en esta primera parte) y los discos que realmente merece la pena escuchar de este divo convertido a la moda zen.

Letras: Algo que hizo famoso a Reed ya desde que estaba en Velvet Underground fueron sin duda las letras. A día de hoy ya no es sorprendente que un grupo de rock haga canciones que traten de transexuales, de drogadictos, de prostitutas, de vagabundos y de todo tipo de personajes del mundo marginal urbano. Sin embargo, la forma en que el viejo Lou aborda el tema es muy particular, dando a los personajes una dimensión humana aunque siempre salvaje, con un toque irónico y crítico.

Experimentación: Aunque no sea uno de los grandes guitarristas del rock, Lou Reed es un buen compositor que sabe utilizar su guitarra para crear melodías funcionales sin renunciar a la experimentación y al ruidismo. Dejando a un lado extravagancias como ‘Metal Music Machine‘, un bucle de ruido primigenio bastante insoportable, suele tener piezas en que el ruido parece tragárselo todo, pero siempre sobrevive una extraña melodía.

Actitud: Lou Reed tiene fama entre los periodistas de ser un auténtico ogro, un tío que se cree el mejor y que no soporta preguntas fuera de lugar. Utiliza un lenguaje rudo y directo, es más chulo que nadie y cuando no quiere responder, simplemente calla, dejando al entrevistador colgado. Logra transmitir esa actitud a sus creaciones, y se hace sentir especialmente en sus directos, como el enorme “Rock ‘n Roll Animal” o la cruel broma que es “Take No Prisoners“.

Como nota final, decir que su vida y obra dieron un giro radical en este tramo final de su carrera, dedicándose en cuerpo y alma a una nueva forma de vida, donde la meditación y la sabiduría han reemplazado a la soberbia. Aunque sus últimos álbumes han sido más bien siesos (‘Hudson River Wind Meditations’), ha realizado unas cuantas colaboraciones interesantes, como la magistral “Tranquilize” con The Killers, “Some Kind of Nature” con Gorillaz o “Kentish Town Waltz” incluida en el último disco de  Imelda May.

Archivado en: Revisión,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: