MWZ

Icono

The Pains Of Being Pure At Heart – Belong

En 2009, The Pains Of Being Pure At Heart se colaban en todos los oídos con su homónimo debut. Un disco perfecto plagado de grandes canciones, donde robaban a sus grupos favoritos sonido e incluso melodías. Lejos de disputas, haber reunido en un solo disco todas esas influencias y haberlas rematado de una manera tan cohesionada, era una de las razones por las que aquel disco fue uno de los mejores del año. Ahora vuelven con ‘Belong’, la esperada continuación, y las inevitables grandes preguntas que conllevan las segundas partes: ¿Serán capaces de volver a firmar unos temas tan redondos? ¿Meterán la pata y evolucionarán? ¿Dejaran de mostrar unas influencias tan evidentes que rayan el plagio?

Las respuestas a todas estas preguntas son negativas. No sólo no firman temas redondos, sino que ‘Heart In Your Heartbreak’, publicada anteriormente como single, ha sido aquí despojada de la fuerza de las guitarras, perdiendo el muelle que la convertía en una grandísima canción. En general, han evolucionado en un sentido negativo del término. No se trata de que hayan dado un cambio radical, pero si han intentado conseguir un sonido más profesional, que sin embargo, juega en su contra. Malas decisiones como aumentar la presencia de los teclados para restar protagonismo a las guitarras (también muy presentes pero tanto como en el debut), o poner la voz en un plano más claro, mostrando por tanto las limitaciones y quitando el misterio que tenía cuando estaba oculta. Por último, no dejan de mostrar sus influencias, incluyendo un mejunje de melodías que recuerdan a lo mismo de siempre, pero no en un sentido esperado, aquí no hay una agrupación de ideas para crear grandes temas.

Es en eso donde fallan esta vez. Faltan las canciones, se van escuchando atentamente para vislumbrar un ‘Contender’, ‘Stay Alive’ o ‘This Love Is Fucking Ritht’, que no llegan en ningún momento. Si hacemos una comparación directa entre los dos discos, las diferencias se hacen más evidentes, y ninguna de estas canciones encajaría en el nivel de calidad de las de aquel disco, serían canciones-lacra. Tampoco ayudan demasiado los temas más relajados, que intentan mostrar a unos The Pains Of Being Pure At Heart que no son. No es que las expectativas estuvieran demasiado altas, porque ya habían ido demostrando con cada lanzamiento su falta de ideas (salvo en contadas ocasiones como los singles ‘Say No To Love’ o ‘Heart In Your Heartbeat’), pero si quedaba la esperanza de que se guardaran las mejores cartas para el disco. Lástima que no haya sido así.

Archivado en: 2011,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: