MWZ

Icono

Fleet Foxes – Helplessness Blues

2011 no está siendo un año de grandes discos. Las grandes sorpresas y discos redondos están llegando con cuentagotas, aunque han aparecido lanzamientos rodeados de una gran expectación, desde el debut de James Blake, la frescura de Nicolas Jaar y Jamie XX y, sobre todo, la continuación de Fleet Foxes. Su disco de debut podemos considerarlo como clásico joven, aunque sus canciones pareciesen habernos acompañado desde siempre. Las segundas partes tras debuts indiscutibles y recibidos unánimemente son, generalmente, difíciles y, con toda probabilidad, inferiores. Aunque existan numerosos casos en los que no solo se mantiene el nivel, sino que se mejora lo propuesto en las primeras obras. El caso de ‘Helplessness Blues’ es justo este, ofrecen lo mejor manteniéndose fieles a sí mismos pero dando también una enorme evolución.

Comencemos hablando de la necesaria comparación con el primer álbum. No hay ningún cambio impactante, al contrario, es más una continuación lógica de lo expuesto en aquel disco, si bien es cierto que hay una leve diferencia en el sonido. Si en ‘Fleet Foxes’, mantenían un sonido clásico constante, parecía escrito años antes y se había mantenido vigente hasta ahora. En cambio, en ‘Helplessness Blues’ el sonido aparece más actualizado, las canciones continúan pareciendo clásicos desde el primer momento que se escuchan pero esta vez sí que parecen escritas en pleno 2011. Influye en ello la incorporación de nuevos instrumentos como saxos o guitarras eléctricas con toque ambiental que son una clara apuesta por conseguir un sonido más rico, en ningún momento recargado y con frecuentes episodios de guitarra y voz. Tal y como sucedía en el primer trabajo, es un disco variado que alterna momentos más festivos con otros más encerrados e intimistas, lo que consigue mantener un constante interés en el oyente.

Admirable es la preciosa voz de Robin Pecknold, brillante desde el principio hasta el final. Suena directa, cercana, clara y en general, grande. Se consolida como uno de los grandes atractivos del grupo, por supuesto, junto con las memorables melodías vocales unidas a los coros que arropan cada canción. Otra gran virtud del disco son los incontables momentos que lo forman. Desde ‘Battery Kinzie’, que podría pasar como el ‘White Winter Hymnal’ de ‘Helplessness Blues’, la fuerza contagiosa del último minuto de ‘The Plains / Bitter Dancer’, o la gran canción del álbum, y posiblemente lo mejor que han firmado, el tema de mismo nombre que el disco, con una enorme letra donde la frase final someday I´ll be like the man on the screen, es el gran momento del álbum.

Es más que notable la solidez del disco, continuista pero también presenta a unos Fleet Foxes que arriesgan (ejemplo muy claro en ‘The Shrine / An Argument’), y abre un futuro mucho más extenso para el grupo. ‘Helplessness Blues’ es sin duda,  uno de los discos más importantes del año, y se abre una lucha con el de James Blake para ver cuál de los dos se llevará el premio al disco del año. Cuando llegue diciembre, veremos cuál ha madurado mejor… siempre que no aparezca otro disco y nos trastoque el esquema, claro.

Archivado en: 2011,

3 Responses

  1. Jon Arson dice:

    ¿Cuándo pides el vinilo? Porque seguro que estás ya ardiendo en deseos, por lo que leo. Yo me conformaré con una “copia digital” que voy a proceder inmediatamente a conseguir.

  2. Alberto dice:

    El 3 de mayo sale… un par de semanillas… Si es que está disponible porque no sé qué pasa con el de Panda Bear que salió ayer y en Amazon no está todavía… Ya me contarás que te parece

  3. Jon Arson dice:

    Bueno, pues a la primera escucha estoy completamente de acuerdo con tu análisis. Siguen siendo Fleet Foxes, eso es indudable, pero han metido unas cuantas cositas que no dan la sensación de un continuismo falto de ideas.

    Mis momentos favoritos, así a primer golpe: el arranque guitarrero de “Sim Sala Bim”, “Helplessness Blues” como ejemplo del cambio y “The Shrine / An Argument” como arriesgada y épica apuesta (que ganan con creces!). Va a ser un disco de esos que se vuelven más enormes con las escuchas, me parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: