MWZ

Icono

Arctic Monkeys – Suck It And See

 ‘Humbug’, el anterior disco de Arctic Monkeys, no ha conseguido envejecer demasiado bien. Y eso que tan sólo han pasado dos años. El cambio radical que tomaron, a pesar de ser bien recibido inicialmente, mostraba a unos Arctic Monkeys intentando copiar algo que les quedaba lejos. La unión con Josh Homme era un intento por alejarse de sus dos primeros discos, demasiado lejanos de lo que es hoy Arctic Monkeys como para comentarlos. En ‘Suck It And See’ sigue estando presente el rock clásico, pero abandonan la producción pesada que caracteriza a ‘Humbug’. En ello influye que hayan vuelto a contar con James Ford a la producción. ‘Suck It And See’ tiene un toque mucho más pop y muestra a un Alex Turner envuelto en un traje de crooner.

Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair’ es el single lógico al ser un claro enlace entre el sonido del anterior trabajo y el que presentan en este. Sin duda, ‘Suck It And See’ es un álbum mucho más profundo y con más contenido que el anterior. Su fallo era ser demasiado oscuro y encajar en unos estándares rock muy tradicionales. No terminaba de sentarles bien. Necesitaban el componente pop.

El álbum se divide en dos partes claramente diferenciadas. La cara A está formada por los temas más instantáneos, hits pop mezclados con algunos errores ya cometidos en ‘Humbug’ (‘Library Pictures’ es el ‘Pretty Visitors’ de ‘Suck It And See’). La cara B muestra esa faceta crooner, de temas lentos y detallistas que tienen a ‘Cornerstone’ como guía. El máximo exponente de esta segunda parte se encuentra en ‘Piledriver Waltz’, apoyada en la voz de Alex Turner. Una voz que se encuentra en un plano más cercano que hasta el momento. También la forma de cantar puede resultar extraña desde los primeros segundos de ‘She´s Thunderstorms’ y se confirma en ‘All My Stunts’.

Los riffs que hacían tan característicos sus primeros dos trabajos, se fueron con ‘Humbug’, para abrazar un sonido más espeso y con más profundidad. Ahora continúan con ese sonido alejado de la inmediatez que otorgan los riffs para construir temas más sólidos. Lo que no quita que sigan existiendo grandes riffs que apuntalen los temas, pero sin tener en ningún momento el papel protagonista que una vez tuvieron.

Entre los grandes logros se encuentra el tema que abre el disco, ‘She’s Thunderstorms’, un himno inicial que no se consume. Continuando en esa misma parte del disco, llega ‘The Hellcat Spangled Shalalala’, y no son solo los shalalala´s los que tienen la culpa de que el espíritu pop del tema te invada. Consiguen salir airosos del callejón sin salida que parecía  ‘Humbug’ y evolucianan manteniendo los toques propios de Arctic Monkeys.

Archivado en: 2011,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: