MWZ

Icono

Primavera Club viernes

El viernes venía cortado por el concierto de Fleet Foxes, enmarcado dentro del festival, aunque no fuese dentro del festival, pues había que pagar aparte. Lo desafortunado de que fuese el viernes, uno de los días grandes en lugar de un miércoles o jueves, hizo deslucir una jornada que por otro lado, fue en todo momento increíble. Nos da pena no haber estado en Pure X o High Places, pero Fleet Foxes merecían un concierto completo después de lo corto de su paso por el festival en mayo.

En la sala La Riviera, caldeaban el ambiente unos Vetiver, que al igual que en disco, tuvieron momentos brillantes que alternaron con otros más soporíferos. Con un sonido bastante bueno, fueron cayendo canciones de su último disco que presentaban ‘The Errant Charm’, pero también algunos de sus temas más redondos como ‘Everyday’. De todas formas muy metidos en su papel como teloneros.

Llegaba el turno de Fleet Foxes. Después de su brillante concierto al aire libre y con un sonido envidiable, solo quedaba ver como se defienden en un espacio cerrado, y a pesar de la acústica de la Riviera no sonaron nada mal, si acaso en algunos momentos las voces se perdían, pero en general fue aceptable. El concierto duró una hora y media, para resarcirnos del escaso tiempo que tuvieron en la edición de mayo cuando les cortaron por que empezaba el futbol.

Lo bueno que tienen sus directos y en general ellos, es que no importa qué canción suene a continuación pues será siempre sorprendente, inesperada y mágica. Acompañados por unas proyecciones con dibujos muy semejantes y un fondo estrellado, cantaron la mayor parte de tiempo a contraluz. Un concierto brillante y emocionante, en el que destaca la interpretación callada de ‘Blue Spotted Tail’.

Tras el gran concierto de Fleet Foxes y una ligera cena, vamos directos hacía el Círculo de Bellas Artes donde tenían lugar los últimos conciertos de la noche. Cuando llegamos Gary War estaba en el escenario, él solo con su guitarra y bases. Pegado al micrófono y con un sonido terrible. Muy pobre y muy simple.

Una de las figuras que más repercusión ha tenido con su último disco era John Maus, había una gran expectación por ver como lo presentaba y a la gente no le hizo nada de gracia ver su show, la indignación que fue creciendo hasta llegar a tirarle copas y vasos. Pero para los que sabíamos a lo que íbamos fue un show brillante, una pura genialidad. Sus gritos, sus golpes, sus saltos, sus pasos de baile tan frikis y su actitud fueron simplemente increíbles. Imposible no darlo todo con sus grandes canciones. En 20 minutos coreamos ‘Right For Gays’, ‘Do Your Best’ o ‘Believer’. Nos quedamos con ganas de más.

Después llegaba el turno de James Lavelle de UNKLE con una sesión supuestamente centrada en temas de UNKLE, aunque sonaran Daft Punk. Fue de menos a más con un sonido envolvente y bastante alto. Y para cerrar y bastante tarde, Com Truise salieron con un Círculo muy vacío a presentar su ‘Galactic Melt’, y cayeron en lo mismo que tiene el disco de negativo, demasiado miméticos y repetitivos. Con batería en directo, sonaron contundentes, que es de agradecer, eso sí.

Archivado en: Conciertos, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: