MWZ

Icono

Los Evangelistas – Homenaje a Enrique Morente

Tras la muerte a finales de 2010 de Enrique Morente, miembros de Los Planetas junto a Antonio Arias de Lagartija Nick se unen para hacer un disco homenaje con composiciones de Morente. Un proyecto que sigue la línea del ‘Omega’ que ya reunió a Antonio Arias y Eric Jiménez con Enrique Morente, pero musicalmente está más cerca de ‘La Leyenda del Espacio’ de Los Planetas, aunque este ‘Homenaje a Enrique Morente’ vaya un paso más allá de donde se quedaban Los Planetas en su acercamiento al flamenco.

Si ‘Omega’ era un disco de flamenco que incorporaba en algunos temas a una pura banda de rock como es Lagartija Nick, lo que le daba un aspecto sumamente innovador e importante, Los Evangelistas hacen flamenco a partir de instrumentos puramente rock. Lo aventurado de Los Evangelistas que lo diferencian de los discos aflamencados de Los Planetas, es que ellos no abandonaban el pop, era un acercamiento al flamenco desde el terreno pop. Sin embargo, el sonido de este disco es mucho más avanzado y ambicioso. Una especie de space flamenco que en algunos temas cuentan con voces flamencas, como ya hiciera Morente con Sonic Youth o Los Planetas. La idea de misticismo recorre estos doce temas atmosféricos y nada accesibles a excepción de algunas canciones como ‘El Loco’ o ‘Donde Pones El Alma‘, donde predomina la urgencia rockera.

Lo que más se temía de Los Evangelistas es que acabaran sonando igual que Lagartija Nick, o los últimos Planetas, pero la música de este ‘Homenaje a Enrique Morente’ tiene una profundidad que lo aleja de esos otros proyectos. Los Evangelistas tienen una entidad propia, muy de agradecer. Un disco serio, que deja un poso especial.

Archivado en: 2012,

One Response

  1. JR Machuca dice:

    Temo disentir, y mucho, contigo. Para empezar, Omega no es un disco de Flamenco con toques rock, es una fusión perfecta (aunque quizás demasiado densa por momentos) de rock y flamenco. Y me atrevería decir que es bastante más rock que flamenco.

    Respecto a este disco de los Evangelistas… bueno, aunque no creo que haya estado impelido
    únicamente por motivos comerciales, me atrevería a decir que la prisa ha sido su peor enemigo. Aunque es cierto que algunas canciones tienen un misticismo profundo y que son preciosas, son en su mayoría las cantadas por Jota, y en general tienen el mismo estilo que el último periodo planetero. Las canciones a que me refiero son en concreto “Serrana de Pepe de la Matrona”, “Encima de las Corrientes” y “Alegrías del Enrique”, con la posible adición de “Amante”. Hay otras que están bastante bien hechas, como “Yo Poeta Decadente” (que para mi gusto también estropean completamente en el tramo final) o la que cierra el disco, “Donde pones el Alma”.

    Y el principal problema para mí en este disco es que cante Arias. Sé que puede sonar despreciativo, pero sinceramente creo que su forma de cantar y su tono destrozan por completo cualquier atisbo de profundidad. Jota canta “peor” que Arias, pero su forma de cantar lenta y pausada, y su experiencia le han llevado a lograr emular con bastante acierto los esquemas y las ideas del flamenco, a pesar de proceder de un estilo musical muy remoto a éste. Los Planetas, en su actual “etapa flamenca” básicamente han girado su consagrada habilidad para el ruidismo y la melancolía hacia un terreno más denso y con más capas que el que venían haciendo, y a eso le han juntado letras flamencas (un poco retocadas, eso sí) de aire romántico, que celebran Andalucía, Granada, y sobre todo a Morente, tomando del flamenco más bien manierismos que verdaderas formas. Y en eso ha residido su (para mí) éxito. Lagartija Nick siguen haciendo rock alternativo/urbano con algún toque friki por aquí y por allá, y Arias desde luego mantiene sus esquemas. Aunque es evidente que tengo un claro favorito, creo que es por una razón clara, y es que veo bastante más evolución en los Planetas que en Lagartija Nick.

    En Omega, Lagartija Nick servía como trasfondo, nunca llegaban a invadir el terreno del difunto cantaor (y cuentista y oportunista, que todo hay que decirlo), y precisamente porque cada uno se mantuvo en su especialidad el experimento se convirtió, para horror de los puristas de ambos mundos (aunque creo que en la esfera flamenca causó peor impacto, pero no suelen ser gente muy dada a la novedad) en un brillante éxito de crítica y a la larga de público.

    Este homenaje falla, en resumidas cuentas, en lograr crear un sonido homogéneo, al igual que ocurrió, aunque en menor medida, con “Una Ópera Egipcia”. Porque da la sensación de ser una colección de canciones hechas a prisa y corriendo para aprovechar el impacto que dejó la muerte de Morente. No estoy acusando a nadie de miserable ni de aprovechado, que conste, estoy acusando a todos de poco profesionales. Tan pronto ha llegado el disco que me sorprendió, porque al oír la noticia por primera vez lo coloqué metnalmente bastante más adelante en el año, creyendo que iba a ser un homenaje más sentío, más trabajado y más reposado. Se ve que hay calidad y buenas ideas, no hay duda, pero les ha faltado paciencia para pulirlo y dejarlo a la altura de “La Leyenda del Espacio” o de “Omega”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: