MWZ

Icono

Mastodon- Crack the Skye

Se nos acabó 2009. Y para finalizar un artículo conjunto entre Alberto y JR. Para la ocasión hemos elegido un disco que en los círculos metálicos ha sido casi unánimemente aclamado como disco del año: “Crack the Skye“. ¿Chocarán los criterios? ¿Supondrá un cisma en la redacción? Leed y lo descubriréis.

Mastodon habían dejado el listón muy alto con su anterior opus, “Blood Mountain“, que dejó a crítica y fans absolutamente rendidos a su estilo progresivo-agresivo. Ante este trabajo, nadie sabía que esperar. ¿Obra Maestra? ¿Decepción? ¿Trabajo-bueno-pero-no-lo-suficiente? La critica ha sido unánime: Obra Maestra.

El álbum se caracteriza por haber supuesto un viraje de esta banda desde el metal hacia algo más parecido al rock progresivo. Canciones de largo desarrollo, con ataques de guitarra incesantes, conjugados con una poderosa maquinaria rítimica y un juego de voces superpuestas y variadas (todos los integrantes del grupo participan a las voces). Los efectos y la producción son sobresalientes, mejorando el conjunto sonoro enormemente. A pesar de que la apuesta por lo progresivo es evidente, el disco es más accesible al público general, habiendo llegado algunos puristas incluso a criticarlos por haberse salido del camino ortodoxo.

Dentro de las canciones, las dos que abren fuego son “Oblivion” y “Divinations”, las más adictivas y aptas para todos los públicos, junto con “Ghost of Karelia”. Haciendo de contrapunto tenemos a “Quintessence” y “Crack the Skye”, que aportan la fuerza “metálica” al conjunto. En ellas las guitarras se hacen protagonistas, y las voces se rasgan y degañitan para traernos a los Mastodon de “Leviathan”. “The Last Baron”, el último y largo track, es un trabajo perfeccionista y de desarrollo complejo, que si bien puede parecer pesada en las primeras escuchas, a la larga se hace una pieza importante en el conjunto. Pero sin duda el verdadero triunfo de este magnus opus es “The Czar“, dividida en cuatro partes perfectamente diferenciables y que enlazan entre sí perfectamente, creando una canción que lleva el significado de épico hasta un nuevo nivel.

Alberto: Sólo añadir que para los no iniciados en el metal el disco puede resultar largo y en cierto sentido, pesado. Sobre todo debido a esas largas y complejas progresiones. La excepción es, “Quintessence“, una canción en el que esos aspectos negativos desaparecen y brillan las cualidades del grupo.

Un disco a todas luces fantástico, complejo, bien construido e interesante. Como aspectos secundarios a destacar, la producción artística que rodea al LP y a los singles es fantástica, inspirada al igual que las letras en la taumaturgia,  simbología y mitos rusos. Juzgad vosotros mismos esta mastodóntica obra.

Archivado en: 2009, Reseñas,

Tutankamon – Tutankamon

La mediocridad de un supergrupo sueco

Bajo el horrible nombre de Tutankamon, se esconde un supergrupo sueco, Peter Morén de Peter, Bjorn & John, Adam Olénius de Shout Out Louds, Daniel Varjo de The Concretes y Niklas Korssell de The Plan. Lo dicho un supergrupo sueco. Y con los supergrupos ya se sabe, o sale bien y se dedican a explorar otras facetas, caso de Jack White y los Raconteurs, o lo hacen mal y les sale un churro infumable de un nivel bajísimo peor que el grupo de tu vecino, caso de Jack White y sus The Dead Weather.

En el caso de Tutankamon (vuelvo a decirlo, horrible nombre) es más bien lo segundo, no porque sea un disco infumable, pero no aporta nada nuevo y cada uno lo hace mejor en sus respectivos grupos. Parece que han decidido unir lo que no introducirían en sus proyectos particulares, una especie de mezcla de esas cosas que han querido hacer, pero que no encajaban en sus grupos.

El apartado vocal se lo reparten entre Peter y Adam, y las guitarras tienen un sonido muy power pop, y unas canciones, sobre todo, mediocres. Melodías sin despegar, ya vistas en numerosas ocasiones. Caso escandaloso es el de “Have You Ever Been In Love” con unas guitarras que se han escuchado ya en mil doscientas veinticuatro canciones.

Un disco que ha pasado desapercibido porque realmente no hay nada, ni malo ni bueno. Esperaremos el tercer trabajo de Shout Out Louds que se publica en 2010.

Archivado en: 2009, Reseñas,

Bill Callahan – Sometime I Wish We Were An Eagle

Aún no ha terminado el año, pero multitud de medios especializados, así como webs en la que sus usuarios votan los discos, como Rateyourmusic, muestran en sus mejores posiciones el segundo disco de Bill Callahan, también conocido como Smog. Por eso, y ante una sequía musical, me acerco a este disco para descubrir esas canciones tan fantásticas que, según dice, tiene.

Sometime I Wish We Were An Eagle” es un disco reposado, tranquilo y bonito. Un disco lleno de matices, arreglos coherentes, que no suenan en ningún momento excesivos. Y está coronado por la absolutamente increíble voz de Bill Callahan.  Algo que se puede apreciar en “Eid Ma Clack Shaw” que reúne todos los atributos de este disco.

Pero sin embargo, ante esta aparente “perfección”, falla algo. Algo que no es otra cosa que las canciones. Se puede tener la mejor voz del mundo, los mejores arreglos y la mejor ejecución, pero si las canciones no pasan de lo correcto, el disco no pasa de lo correcto. El ejemplo perfecto de esto que digo es el tema, “Rococo Zephyr”, la voz está inmejorable, hay miles de arreglos que quedan encajados con una coherencia difícil de igualar, pero sin embargo, la canción, no termina de despegar.

Por tanto, si, es innegable que estamos ante un buen disco, pero no ante un disco excepcional, ni un disco en otra dimensión. Un buen disco, pero para nada tan impresionante e imprescindible como señalan algunos.

Archivado en: 2009, Reseñas,

Juan Son – Mermaid Sashimi

Nada más que “Nada”

Mermaid Sashimi” es el primer disco en solitario de Juan Carlos Pereda, alias Juan Son, integrante del grupo mexicano Porter. Un proyecto vanguardista y experimental que se publicó a principios de 2009. Canciones cantadas en inglés y español, con texturas muy variadas y estructuras nada convencionales.

Suena la primera canción, “The Remains” y mil referencias se me vienen a la cabeza, desde Portishead y su misterio, Fever Ray y sus ambientes oscuros y agobiantes, e incluso algo de Siouxsie, pero también los ruidos momentáneos, y el juego con el ruido recuerda también a Ben Frost. Lo dicho mil referencias.

La voz es quizás lo que más atención crea, una voz aniñada y asexuada, cantando de una forma extraña, y que según van pasando las canciones, comienza a irritar. Un poco lo que le pasa a todo el disco, comienza de forma brillante, pero según pasan los segundos, canción a canción el disco pierde nivel hasta terminar por los suelos con “Ana Paula”.

Eso sí, “Nada” es una canción básica. Una melodía increíble, floral y primaveral, el tema que más directamente llega, la pieza más destacada de estas doces canciones.

Archivado en: 2009, Reseñas,

Cidadao Instigado – Uhuuu!

Interesante disco para arrancar con una nueva sección.

Iniciamos una nueva sección. Consiste en olvidarnos de los países de los que mayoritariamente nos llega música, es decir, olvidarnos de la música made in US, UK o España, y poner la mirada en el resto del mundo. Estamos convencidos de que hay música mucho mejor que los hypes que semanalmente nos tenemos que tragar. Iniciamos esta sección con Cidadão Instigado, un grupo brasileño, que ha publicado en este 2009 su tercer disco, “Uhuuu!”.

El portugués es un idioma muy sonoro, un idioma que va bien para el oído, igual que el francés, son idiomas que entran bien. El portugués suena de miedo en la música de Cidadão Instigado, no sería lo mismo si estas canciones estuvieran cantadas en inglés, perdería totalmente la gracia.

Es difícil explicar que es lo que hacen Cidadão Instigado. Suenan a muchas cosas, pero a la vez suenan completamente diferentes a todo. Hay sintetizadores ochenteros con un sonido totalmente fresco, hay guitarras y bajos muy funkeros, hay momentos psicodélicos, y sobre todo hay momentos brillantes.

Momentos brillantes como los espaciales de “Contando Estrelas” o “Doido”, un tema que es simplemente, increíble. Un caleidoscopio sonoro, recuerda a las canciones psicodélicas utilizadas en algunas series de animación, un tema tremendísimo.

Un disco interesante y completo, quizás se desinfla según pasan los minutos, pero con algunas canciones memorables.

Archivado en: 2009, Reseñas,

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores