MWZ

Icono

Elliott Smith – From A Basement On The Hill

Prácticamente un año después de la muerte de Elliott Smith, se publicaba este disco póstumo, el sexto disco, tres años después llegaría otro disco póstumo, “New Moon”, un disco de rarezas. Y como todos los discos póstumos, no podemos saber si Elliott Smith hubiera entregado este disco tal cual está.

El disco fue mezclado por su novia y Rob Schnapf que había producido anteriormente más discos de Elliott Smith. Disponían del material que Elliott Smith dejó inacabado y que formaría parte de su próximo álbum. Todo es material original del cantante excepto un corte, de sonidos de pájaros “Ostriches & Chirping”, un corte totalmente gratuito e innecesario.

En “From A Basement On The Hill”, hay momentos en los que Elliott mira directamente al rock y otros en los que las canciones acústicas son los que dirigen el disco, con un sonido muy claro e impoluto, “Let´s Get Lost” es uno de esos momentos con una de sus melodías perfectas.

Un trabajo irregular, diluido y no tan coherente como los trabajos anteriores. Se pueden rescatar algunas canciones como “Memory Lane” o “A Fond Farewell”, pero está claro que en “Froma A Basement On The Hill” no tiene la magia del resto de discos de Elliott Smith.

Archivado en: Revisión,

Elliott Smith – Figure 8

Elliott Smith y el power pop

Figure 8” es un disco puramente pop, alegre y con los arreglos más luminosos de toda la carrera de Elliott Smith. Un camino ya abierto en “XO”, pero explotado aquí al máximo. La voz sigue transmitiendo la tristeza de siempre, pero tanto la música como las melodías son más optimistas.

Píldoras power pop como “Son Of Sam” hacen pensar que Elliott Smith se ha olvidado de la guitarra acústica y ha tomado como timón la electricidad, además del piano, muy presente en todo el disco. Pero también hay concesiones al pasado como la imprescindible “Somebody That I Used To Know”.

Grabado en parte en Abbey Road. La amplia instrumentación, llena de arreglos, es la característica principal de “Figure 8”, un disco diferente al resto de los firmados por Elliott Smith. Aunque por encima de instrumentos y sonido, destacan las canciones, como siempre, al máximo nivel. Destacable es “LA” un himno power pop, muy arriba en el top de mejores canciones de Elliott Smith.

Esta faceta de Elliott Smith, aunque eclipsada por su lado más intimista, deja grandes momentos, en un disco no es tan perfecto en su conjunto como en anteriores ocasiones, pero si contiene algunas de las mejores canciones que dejó.

Archivado en: Revisión,

Elliott Smith – XO

Nuevos sonidos.

Tras el imprescindible “Either/Or” (¿mejor disco de Elliott Smith?), “XO” es el primer trabajo de Elliott Smith publicado con una multinacional, Dreamworks, un fichaje promovido por la nominación al Oscar por “Miss Missery”.

Lo bueno de estar en una multinacional se nota desde el primer momento, el sonido se potencia y la instrumentación se potencia. Todo suena perfecto, abandonando la faceta lo-fi tan presente en los tres primeros trabajos, y hay cabida para cuerdas y más instrumentos, hasta ahora inéditos en sus canciones.

La guitarra acústica sigue omnipresente, a la vez que las melodías inolvidables propias de la música de Elliott Smith. El símbolo básico de su música, el desdoble de las voces, caso de “Tomorrow Tomorrow” en la que parecen cantar veinte Elliott Smith.

XO” es un disco más alegre que los tres anteriores (véase “A Question Mark” como ejemplo), aunque sigue manteniendo un tono íntimo. “XO” es una transición entre “Figure 8” alegre y enérgico mayoritariamente, y los discos anteriores con un carácter más cerrado y triste. Así, la gran “Amity” es una píldora power-pop que encajaría perfectamente en “Figure 8” y “Independence Day” lo haría más bien en “Either/Or”.

Unas canciones que mantienen un nivel impecable, que componen un álbum que es sin duda, otra obra maestra más de Elliott Smith.

Archivado en: Revisión,

Elliott Smith – Either/Or

“Either/Or” es el tercer disco de Elliott Smith, publicado con Kill Rocks Stars, está considerado como el mejor disco de Elliott Smith.

En el álbum se recogen todos los recortes que apuntaba en los dos álbumes anteriores, y les imprime una calidad hasta ahora inédita en los discos de Elliott Smith. Los mismos elementos que en los dos álbumes anteriores, pero una producción mayor. Las cosas suenan mucho más claras, y los instrumentos están mejor colocados. Aun así, se sigue manteniendo el toque lo-fi que hace tan disfrutable los discos de Elliott Smith, al sonar tan cercanos e intimistas.

Las composiciones están al máximo nivel, y las melodías, como siempre, destacan especialmente, son el punto fuerte de su música, y es que ante melodías como “Between The Bars” o “Speed Trials”, el resto queda relegado a un segundo plano. Todos los instrumentos fueron tocados por el propio Elliott Smith.

Se mantiene ese halo de tristeza que acompaña a las composiciones del cantante, como en la gran “Ballad Of Big Nothing”, o “Rose Parade” aunque es una característica que se mantiene a lo largo de todo el disco. “Pictures Of Me” es una canción eléctrica que rompe la tónica acústica e intimista del resto del disco, al igual que “Cupid´s Trick”.

Algunos de los temas fueron utilizados en “Good Will Hunting”, la película para la que su tema “Miss Missery” fue usado y por la que estuvo nominada a los Oscar, fichando después para Dreamworks. Un disco que va entrando poco a poco, primero, muy sutilmente, pero con forme se suceden las canciones, cada vez se nota más hondo y cerca. Grande.

Archivado en: Revisión,

Elliott Smith – Elliott Smith

Un continuista segundo disco.

Segundo disco de Elliott Smith en solitario, homónimo y repitiendo la fórmula del debut “Roman Candle”, pero sin conseguir los mismos resultados.  Lanzado con Kill Rock Stars tan solo un año después de la publicación de su gran primer disco, reúne doce canciones acústicas.

Se mantiene el aire intimista que desprendía el primer álbum, pero esta vez con un sonido de mayor calidad, aunque se sigue manteniendo ese amateurismo que tan bien le sienta a sus canciones.

La instrumentación es más o menos la misma, a excepción, de harmónica y batería ocasional y el tono es tan triste como en el anterior álbum, algo que ya se aprecia desde los primeros segundos del tema que abre el disco, “Needle In The Hay” en el que se habla de las drogas, “I´m taking the cure so I can be quiet” canta.

La mayor diferencia con respecto al anterior álbum se encuentra en las melodías. Estas no están a la altura de las contenidas en las nueve canciones que entregó en su primer disco. Son canciones que se encuentran más perdidas en sí mismas, no tienen la fuerza que podía tener “Last Call” o “Condor Ave.”

Un buen disco, pero que quitando “Alphabet Town” no tiene esa sorpresa que conseguía con el primero. “Elliott Smith” funciona como una continuación. Canciones que siguen la senda de “Roman Candle”.

Archivado en: Revisión,

doscerounotres

http://issuu.com/search?tags=doscerounotres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 24 seguidores